Historia del collar

Hampstead ,Londres, cerca de la madrugada del 12 de enero de 1916. En la puerta principal de Allison House en Westfield College el ama de llaves encuentra una niña preciosa que alguien ha dejado abandonada en una lujosa cesta.El bebé es una adorable niña pelirroja que duerme plácidamente,bien abrigadita y rodeada de encajes primorosos.Cuando el ama de llaves coge en brazos a la criatura encuentra en el fondo de la cesta una nota y una bolsita de seda china con un fabuloso collar de zafiros y diamantes en su interior.La nota es escueta "Por favor cuídenla".

Que aquella niña había nacido en una lujosa mansión era más que probable,como también lo era que allí no volvería ...a menos que... el collar....

A los dos días se publicaba en el Times una noticia referente a la desaparición de una valiosa joya en la residencia de Lord Edward Stone: según el periódico la alhaja podría haber sido sustraída mientras la familia disfrutaba de la representación operística de "Carmen" en su palco del Covent Garden.Sospechoso ¿no?.Pero el ama de llaves de Allison House nunca leía el Times.

Oh"L'amour,l'amour..."

Aquel precioso collar...


lunes, 10 de noviembre de 2014

Fruta prohibida

[Fotografía de Diego Uchitel]


Misteriosa.
Envuelta en el rojo encendido 
de las frutas prohibidas.
De pulpa firme y jugosa
unas veces amarga y otras dulce,
tiene ese aroma a frescura y a locura 
que aboca a morder su carne...
...y probar su confitura venenosa...



Suena Forbidden Fruit  - Nina Simone.




Un beso,
Carmen.





*El post de hoy está dedicado a Paula,ella sugirió el tema el pecado original.
; )


29 comentarios:

  1. Como bien dices al comienzo: "misteriosa"
    Un abrazo y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  2. Cuidado!!!
    Hay un bicho en la barca!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Mientras no sea venenosa, no hay fruta prohibida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Queda muy poético, Besos, Todos piensan que fue al mujer el origen del pecado original, yo discrepo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo pienso,pero encontré esa foto...y...
      ; )

      Besos

      Eliminar
  5. A lo mejor fue el demonio...

    ¿Qué pecado puede tener estar ahí tumbada?
    Bueno Carmen, hoy no estoy Lúcida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Muy jugoso todo, oiga, aunque para originales el de INXS.
    ;)

    Buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes!

      Casualidad ayer fui al cine a ver una película de niños horrorosa donde lo único q se salvaba era una canción de INXS : Need you tonight.
      ; )

      Buena semana Sergio

      Eliminar
  7. qué sería de la vida sin la serpiente
    pura fomedad jajaja

    ssssaludos de una ssssserpiente
    :D

    ResponderEliminar
  8. Y de repente sólo me interesa la fruta, prohibida o no.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. Yo había pensado oriental.
      Pero me parece bien tropical!
      ; )

      Besos!

      Eliminar
  10. Creo que el único que ha cometido el ser humano es existir, Un beso, precioso post.

    ResponderEliminar

  11. No sabía que ahora también te dedicabas a vender fruta a domicilio... ¡esta puñetera crisis!
    No está el horno pa'bollos, verdad?
    Desde luego... :P

    Un beso... ¡pecadora de la pradera hampsteadiana!

    :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja
      Y de paso pillo un tono canela...
      :P

      Ahhh lo que me gusta a mí saltarme algunos preceptos,en la pradera o donde sea...
      ; )

      Un beso

      Eliminar
  12. Me has recordado a los vendedores de fruta de la playa. A la melona, melona, piña, coco, sandía.....

    ResponderEliminar
  13. Vaya foto, música y palabras... para pecar.

    ResponderEliminar
  14. Divina esa tu fruta prohibida ..
    la imagen se sale de tus cánones pero es genial !!!
    te dejo un beso ... pecadora .. no cambies , ok?
    muakssss
    pd/ de la música poco queda que decir... casi nunca te digo porque es obvio que es maravillosa

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras!