Historia del collar

Hampstead ,Londres, cerca de la madrugada del 12 de enero de 1916. En la puerta principal de Allison House en Westfield College el ama de llaves encuentra una niña preciosa que alguien ha dejado abandonada en una lujosa cesta.El bebé es una adorable niña pelirroja que duerme plácidamente,bien abrigadita y rodeada de encajes primorosos.Cuando el ama de llaves coge en brazos a la criatura encuentra en el fondo de la cesta una nota y una bolsita de seda china con un fabuloso collar de zafiros y diamantes en su interior.La nota es escueta "Por favor cuídenla".

Que aquella niña había nacido en una lujosa mansión era más que probable,como también lo era que allí no volvería ...a menos que... el collar....

A los dos días se publicaba en el Times una noticia referente a la desaparición de una valiosa joya en la residencia de Lord Edward Stone: según el periódico la alhaja podría haber sido sustraída mientras la familia disfrutaba de la representación operística de "Carmen" en su palco del Covent Garden.Sospechoso ¿no?.Pero el ama de llaves de Allison House nunca leía el Times.

Oh"L'amour,l'amour..."

Aquel precioso collar...


martes, 29 de octubre de 2013

Un collar de tristeza

( Chema Madoz )


Tristeza.



( Chema Madoz )


Nunca me había parado a pensar que el collar más triste del mundo es el que se hace con lágrimas.


Maldigo 
A los que con sus sucias uñas 
Arañan el corazón de los demás 
Para lucir collares
 Con la lluvia del sufrimiento ajeno.


Y está lleno el mundo...


Cuidaros.
Un beso,
Carmen.




*Disculpadme si no os visito como de costumbre o no contesto los comentarios,estoy en medio de unos días de locura.Lo intentaré.


29 comentarios:

  1. Espero que de tristezas nada,si no dime a quien me tengo que cargar.
    Mira el teléfono chica que tienes más de diez wass sin contestar.
    Un besote despiste number one

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada,nada,amor y fantasía nena.
      Pues ahora eres tú la q lo tienes apagado...
      :P
      Un beso despiste number two!

      Eliminar
  2. Casualidades... precisamente hablé de esos collares no hace ni dos días con un buen amigo y si los hay por desgracia para quien los carga

    Muchos besos

    Cuídate, si?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es casual...
      Yo no pienso hacer collares de esos...los voy a hacer de risas.Con las más bonitas.
      Ya te mandaré uno.

      Me cuido.

      Un besazo

      Eliminar
  3. un collar delicado
    lágrimas las perlas , desilusiones el hilo
    el corazón broche , la distancia el olvido

    abrazos energéticos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosas más bonitas dices...

      Llega tu energía.

      Un beso grande

      Eliminar
  4. No es fácil vivir en paz.
    Pero hay que intentarlo.
    Y protegerse es una buena forma de intentarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Resuelve tu locura y luego nos visitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Según la ley de la compensación, a cada lágrima derramada le ha correspondido o bien un instante de felicidad o un largo rato de diversión.
    Las cuentas de tu collar son señales de pretérita vida feliz.

    ResponderEliminar
  7. Son los collares del dolor...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los más feos,verdad?

      Ahora mismo voy a hacer uno muy bonito.
      Ya os lo enseñaré.
      ; )
      Un beso!

      Eliminar
  8. Nada, nada, nosotros queremos collares de risas y alegrías. Fuera penas, qué fácil es decirlo verdad? Besos.

    ResponderEliminar
  9. te dejo la url
    (los otros quedaron de lectura)

    http://lunapagana1.blogspot.com

    besos y buena jornada

    ResponderEliminar
  10. Ay yo también los maldigo, no te disculpes!!

    ResponderEliminar
  11. Bueno... depende de que tipo de lágrimas sean... hay un precioso cuento que seguro que conoceras... Princesas olvidadas y desconocidas (es uno de mis mayores tesoros, se piensa Itziar que es suyo pero no, no lo es, es mio)
    Lágrimas de Princesa
    (No secar por favor)

    Las lágrimas de princesa
    están muy solicitadas.
    Buscadas en el mundo entero,
    durante largo tiempo
    las caravanas cruzaban
    mares y desiertos para
    comerciar con ellas.

    Son utilizadas como tinta simpática
    y con ellas se escriben
    las canciones más dulces,
    los poemas más bellos,
    las cartas de amor más apasionadas.


    Para cartas de ruptura
    se debe usar lágrimas de cocodrilo.


    Dear, un collar de lágrimas de princesa sería una preciosidad, dale una pensada.
    Besos querida.

    ResponderEliminar
  12. y yo...yo también lo maldigo..
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. El otro día vi un documental sobre Chema Madoz, no lo reconocía físicamente y me sorprendió su naturalidad. Creo que no hay mayor genio de la fotografía conceptual, lo sigo hace muchos años y siempre me conmueve lo que hace.

    ResponderEliminar

  14. Cuando menos te lo esperas
    cuando de tu corazón ya casi no quedaba nada
    una vez más te lo hacen trizas
    y los pedazos ya no son pedazos
    sólo arenisca que se lleva el viento...
    Y los collares tantos y tan pesados
    que apenas te queda aliento
    para seguir respirando...

    Tristeza infinita
    tanto dolor
    incomprendido
    incomprensible...
    sin explicaciones
    sin entender porqué...

    Un beso triste, muy triste...

    Lo siento.

    ResponderEliminar

  15. PD: Después de lo vivido y no haber aprendido a protegerme más. Pero así es... parece que no se puede bajar la guardia... es una pena...

    ResponderEliminar
  16. Delicada está hoy esta página tan revolucionara a veces.
    Me encantó.
    Mavi

    ResponderEliminar
  17. Chema Madoz hace maravillas. Una brazo para ti.

    Disfruto mucho con tu blog.
    Un beso.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Intensa tu poesía, Un abrazo Grande , Carmen¡

    ResponderEliminar
  19. Tienes una sensibilidad exquisita enhorabuena.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por vuestros comentarios,os iré visitando a todos.
    Un beso,Carmen

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras!