Historia del collar

Hampstead ,Londres, cerca de la madrugada del 12 de enero de 1916. En la puerta principal de Allison House en Westfield College el ama de llaves encuentra una niña preciosa que alguien ha dejado abandonada en una lujosa cesta.El bebé es una adorable niña pelirroja que duerme plácidamente,bien abrigadita y rodeada de encajes primorosos.Cuando el ama de llaves coge en brazos a la criatura encuentra en el fondo de la cesta una nota y una bolsita de seda china con un fabuloso collar de zafiros y diamantes en su interior.La nota es escueta "Por favor cuídenla".

Que aquella niña había nacido en una lujosa mansión era más que probable,como también lo era que allí no volvería ...a menos que... el collar....

A los dos días se publicaba en el Times una noticia referente a la desaparición de una valiosa joya en la residencia de Lord Edward Stone: según el periódico la alhaja podría haber sido sustraída mientras la familia disfrutaba de la representación operística de "Carmen" en su palco del Covent Garden.Sospechoso ¿no?.Pero el ama de llaves de Allison House nunca leía el Times.

Oh"L'amour,l'amour..."

Aquel precioso collar...


martes, 2 de abril de 2013

Receta pseudo-exótica para torpes con prisa...

Hola a todos.
Lo sé.
Estareis pensando que me he vuelto loca (más?).
Sí ,en parte sí.
Este blog es un mezcladillo que no hay quién se aclare.
Pero es que a la singular configuración mental de su propietaria ahora hay que sumar el boicot de los chismes informáticos que la rodean (el portátil funciona por libre cuando le apetece,el cable de carga del ipad se murió el viernes y allí estaban tooooodas las fotos que tenía preparadas,...).Así que hasta que no me traigan un cable nuevo...
 
El caso es que hoy a la hora de comer no tenía ganas de cocinar,y he tirado de arrebato culinario express.
Arroz con salsa de curry y mango.
El resultado no es de restaurante tailandés de lujo,pero...más fácil imposible.
 
Ingredientes :arroz basmati
                                                    salsa de curry con mango
                                                  pipas de girasol peladas.
 
Hervir el arroz.Echar pipas al gusto.Y poner un poco de la salsa (empezar por poca e ir probando).
 
Yo he utilizado la salsa de la foto.No le noto el sabor a mango,pero quizá su misión sea suavizar el curry.
Como veis la receta es de una dificultad cero.
El plato tampoco es para lanzar fuegos artificiales,pero para variar un poco sin complicarse...
Una advertencia: la salsa pica un poco ,aunque no tanto como los curries tradicionales.A mí no me gusta la comida muy picante y este grado lo llevo bien.
 
No es como ir al Café Saigón,o al Mumbai Massala o a ...,pero queridos...es lo que hay.
 
 
 
 
Y además... una cosa os digo :
 
Así que...
 
 
 
...esperando que los problemas técnicos se solucionen pronto...
Os mando un beso de los buenos!!
Carmen.
 
 
 
 
 
 
*Moneypenny no puedo evitar pensar en aquella genial frase tuya...jajjjajajajjajja.
 
 
  

22 comentarios:

  1. Se me acaba de ocurrir q se puede añadir a esta curradísima receta una gambitas fritas.
    Para q luego digais q no me lo curro!!
    : P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tb gasto esa salsa! ... del arroz blanco paso! ya comi bastante en mis tiempos de comedor escolar..,
      Dicen q beso muy bien... y eso q no cocino
      Colometa (para Mensi solo)

      Eliminar
    2. Jajjjajaajajajjaj
      De incógnito Colometa??
      Lo que me reí el sábado con lo de la camisa...
      :P

      Eliminar
  2. A veces las recetas tan fáciles sorprenden. A pesar de su sencillez, seguro que estaba buenísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo decir q me haya superseducido,pero para poner un toque exótico...
      Y fácil y rápida.
      ; )

      Eliminar
  3. Sí chica si tú siempre comiendo arroces,pastas,tartas y chocolates.A los que estamos a dieta que nos apañen.Lo que me faltaba que nos vaciles de que besas bien,te lo han dicho acaso?
    Es alta,come lo que quiere y se gasta tipazo y ahora encima resulta que besa de campeonato.
    La odio seño Domenech.
    Un pellizco
    Cris-tina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya rollo la moderación de comentarios, me acabo de cargar mi respuesta a tu comentario y el comentario de otra seguidora
      : (

      Eliminar
    2. Te decía q no seas gruñona!!!
      Y que a ti te voy a contar yo lo de mis besos! ni loca!
      Q quieres q haga penitencia y coma acelgas??
      Se nota q hoy has vuelto al tajo, eh?
      Traaaaaaanqui
      ; )

      Eliminar
  4. Amapola: gracias por tu comentario! Mi torpeza ha hecho que lo eliminara sin querer!
    : (

    ResponderEliminar
  5. Seguro que la pondré en práctica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Glups q responsabilidad me ha entrado de repente!!
      Suerte!
      :0

      Eliminar
  6. El mango es lo que me sobra..creo que la probaré pero sin mango...
    Uff...cuando nos fallan los aparatos..que mal se lleva!Que te llegue pronto el cable!
    Bsss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tiene frita la tecnología!!
      Y menos mal q el cable está en garantía q si no 30 eurazos!!! Agggggg
      : (

      Eliminar
  7. Lo probaré, suena bien raro pero a veces ... puede resultar...!!!!!!!!!! Exótico seguro...
    Besos, Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba Esther!
      Se me ha ocurrido q se podría añadir trocitos de piña rehogada y pasas.
      ; )

      Eliminar
  8. Jajaja una mente sin remedio!!!!... está para hacer el intento! Lo encontraré en Baires? Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin remedio! Jajajajjjajajajaja
      No tengo ni idea de si lo venderán ahí.
      ; )

      Eliminar
  9. Esa frase la tengo en un imán en la cocina y otra: "En una casa sin polvo vive una mujer aburrida"...yo no me aburro nunca :))
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Oid: igual me estoy pasando de exótica pero se me ha ocurrido rehogar unos trocitos de piña junto con las gambas y añadir unas pasas.
    Cocineros/as del mundo perdonadme!!
    : P

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras!