Historia del collar

Hampstead ,Londres, cerca de la madrugada del 12 de enero de 1916. En la puerta principal de Allison House en Westfield College el ama de llaves encuentra una niña preciosa que alguien ha dejado abandonada en una lujosa cesta.El bebé es una adorable niña pelirroja que duerme plácidamente,bien abrigadita y rodeada de encajes primorosos.Cuando el ama de llaves coge en brazos a la criatura encuentra en el fondo de la cesta una nota y una bolsita de seda china con un fabuloso collar de zafiros y diamantes en su interior.La nota es escueta "Por favor cuídenla".

Que aquella niña había nacido en una lujosa mansión era más que probable,como también lo era que allí no volvería ...a menos que... el collar....

A los dos días se publicaba en el Times una noticia referente a la desaparición de una valiosa joya en la residencia de Lord Edward Stone: según el periódico la alhaja podría haber sido sustraída mientras la familia disfrutaba de la representación operística de "Carmen" en su palco del Covent Garden.Sospechoso ¿no?.Pero el ama de llaves de Allison House nunca leía el Times.

Oh"L'amour,l'amour..."

Aquel precioso collar...


domingo, 12 de enero de 2014

Conectando imágenes IV




A ella le encantaba su perfume...





Buscó una cajita bonita.
Roció con el perfume un pañuelito de lino y cerró la caja.

Un pequeño truco para cuando le echaba de menos.
Era abrir aquella cajita y mmmmm...



Carmen.





18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Loca por aquel perfume que el azar quiso que fuera el equivalente masculino al de ella.
      Otra casualidad?
      Cada noche abría la cajita...

      Eliminar
  2. Pero..
    este constipado tan duradero le está haciendo perder el olfato.
    ¿Olvidará su olor, como olvidó su rostro?
    Un beso antigripal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh...qué contratiempo...
      Era el destino?

      Un beso saludable!

      Eliminar
  3. Yo tenía una así ... jajajaja
    pero sabes.. con el tiempo tuve que deshacerme de ella.. olí a rancio jajaja
    besos y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tiró por la ventana y se quedó tan a gusto...
      Jajjajajajajaj

      Buen domingo y smuackkkkkk!

      Eliminar

  4. O imprimir una gota de su/tu perfume en los nervios de tu/su libro de poesía de cabecera... hoja a hoja, poema a poema, verso a verso...

    Un beso.

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va bien la cosa...una asombrada,una loca,un resfriado que no sabemos cómo acabará,Coté que tiró la cajita y ahora un libro.
      No está mal para dos imágenes!

      Es bonito lo del libro.
      Pero ya le he cogido cariño a la cajita,será por eso que la encuentro más romántica..
      ; )

      He visto muchas películas dice mi madre...
      :P

      Un beso!

      Eliminar

    2. También perfumar los billetes de un autobús urbano, aquél en el que una tarde fuímos al cine... y guardarlos en un diario personal...
      ¡Bendita locura... y benditas películas!

      ;)

      PD: Las dos cosas hice por alguien a quien amé hace unos cuantos años... luego él se caso con otra y ahora tienen dos hijos... Espero que sean felices.

      Eliminar
    3. Cine siempre.
      ; )

      La P.D ...vaya...
      Ánimo.

      Eliminar
  5. Los aromas tienen un gran poder en nuestras vidas, muchas veces no nos damos cuenta porque restamos importancia al sentido del olfato, y sin embargo cuán importante es en nuestras vidaas y recuerdos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Es preciosa la caja, un beso.
    Gracias por tu visita. Ela ire puro eres tú¡.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caja no es mía.
      A mí también me parece preciosa.

      : ))

      Smuackkkkkkkk

      Eliminar
  7. El perfume siempre estará en el corazón y en el alma de las personas que saben guardarlo bien.
    Besos.
    Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  8. qué delicado post
    es casi un cristal en sí mismo
    felicitaciones CARMEN

    besos

    ResponderEliminar
  9. Ese es un buen truco y en Andalucía el del abanico.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras!