Historia del collar

Hampstead ,Londres, cerca de la madrugada del 12 de enero de 1916. En la puerta principal de Allison House en Westfield College el ama de llaves encuentra una niña preciosa que alguien ha dejado abandonada en una lujosa cesta.El bebé es una adorable niña pelirroja que duerme plácidamente,bien abrigadita y rodeada de encajes primorosos.Cuando el ama de llaves coge en brazos a la criatura encuentra en el fondo de la cesta una nota y una bolsita de seda china con un fabuloso collar de zafiros y diamantes en su interior.La nota es escueta "Por favor cuídenla".

Que aquella niña había nacido en una lujosa mansión era más que probable,como también lo era que allí no volvería ...a menos que... el collar....

A los dos días se publicaba en el Times una noticia referente a la desaparición de una valiosa joya en la residencia de Lord Edward Stone: según el periódico la alhaja podría haber sido sustraída mientras la familia disfrutaba de la representación operística de "Carmen" en su palco del Covent Garden.Sospechoso ¿no?.Pero el ama de llaves de Allison House nunca leía el Times.

Oh"L'amour,l'amour..."

Aquel precioso collar...


miércoles, 22 de febrero de 2017

Una lata de...integridad


Hace tiempo hablamos de latas de silencio,también de autenticidad y libertad...tan escasas en este mundo como la de hoy : de integridad.
Es abrir los periódicos y comprobar que lamentablemente la honradez es un bien muy escaso...



Lament - Chet Baker



Carmen.




33 comentarios:

  1. Cierto lo que dices Carmen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Integridad falta a raudales... es un bien escaso en todos los ámbitos.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. En todo el mundo hace falta!

    Voy a escuchar la música 💃

    Besos ☔⚡☁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje hasta ahorita la escuché, me encantó!!!


      Qué haces despierta a estas horas???

      ...no te aguantas ni tú sola? Jijiji

      Besitos☔⚡☁

      Eliminar
    2. Es largo de explicar,otro día...
      Yo me aguanto bien.

      Besos zzzzz

      Eliminar
  4. Qué bueno esto de las latas, se necesitarían kms de estas latas para enchufarlas en vena a tanta gentuza.

    Abres el periódico, ves las noticias y lo que se necesita es una lata gigante antivómitos.

    Menos mal que siempre nos quedará la buena música ;)

    Un beso íntegro.

    ResponderEliminar
  5. INTEGRITY . . . there is no substitute.
    You've selected such a beautiful piece, Lament,
    to help remind us.
    Thank you, Carmen.
    xoxo

    ResponderEliminar
  6. ¿Como que escaso?, este país si le sobra algo es de integridad, tiene tanto que ya ni le hacemos caso, sale por si misma.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Lamentablemente la falta de integridad escasea por doquier... lamentablemente hay falta de valores...
    Buena música, Carmen.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen.. Fíjate que cuando conocemos o encontramos alguien verdaderamente honrado, integro, lo tratamos como si fuera una excepción, un bicho raro en una selva depredadora de sentimientos..
    Yo siempre he pensado que esa gente humilde, honrada, integra son los que verdaderamente gozan de una libertad interior, que los demás no tienen, o tenemos..
    La musica de hoy muy apropiada ese lamento de la trompeta de Chet Baker.. Un abrazo..

    ResponderEliminar
  9. En vena tendrían que meternos a todos esta lata cielo, porque es ciertísimo mi querida CARMEN/WEN que aquí de eso, incluso los que más vociferan andamos escasísimos!

    El lamento de Chet, como todos los suyos, rompedor y maravilloso!

    Mil besos cielo ...
    ( no ten confundas y le des esta lata a tu gata o se te pondrá reivindicativa ; )

    MmuaaaaaaksS!

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, habría que hacer un reparto masivo de latas de integridad. De todas formas creo que hay gente honrada y buena, solo que no sale en las noticias, de ellos no se habla casi nunca.

    ResponderEliminar
  11. Integridad ¿donde estás?
    Mucha lata de esas hace fata.
    Besos
    Después la música

    ResponderEliminar
  12. Pues sí, es cierto. Y lo que asusta más es que si arriba es así quiere decir que los de abajo a la mínima oportunidad harían lo mismo.
    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  13. Así debería ser, pero por desgracia no lo es. Y estamos muy lejos de alcanzarlo.

    Besos Carmen.

    ResponderEliminar
  14. es una lásima que la honradez no la vendan en paquetes o en lata :)

    ResponderEliminar

  15. Un bien más necesario que nunca y muy escaso, cada vez más.

    Un beso y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Hasta los periódicos están podridos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Esa lata me parece sumamente pequeña.

    ResponderEliminar
  18. Sí, tienes razón.
    También creo, como Paloma, que existe mucha gente honrada que no es noticia.
    Y me ha encantado escuchar ahora la música.

    Un beso, Carmen.

    ResponderEliminar
  19. Yo soy el primero que nunca consigo hacer lo que pienso, ni resistirme a la tentación. Pero afortunadamente una gran benevolencia rige mis juicios sobre mi comportamiento. Y salgo absuelto con asiduidad. Otra cosa es a lo que los demás me condenan. Se ve que poseen una vara de medir más estricta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Quedamos nosotros, los blogueros, como salvaguardas de la pureza ilustrada ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Se me antoja pequeña esa lata de 45 gr. para las necesidades de este mundo de hoy.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. REALmente escaso...
    REALmente vergonzo.
    REALmente escandoloso...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí,REALmente vergonzoso y un RATO escandaloso y...

      Besos.

      Eliminar
  23. Buenas noches,muchas gracias a todos.
    Coincidimos en que harían falta muchas latas...en muchos ámbitos...

    ResponderEliminar
  24. REAL y RATO, eso también estuvo genial :)))

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Latas a la deriva...
    Y nosotros esperando en puerta, mirando a las palabras que nos asfixian.

    Abrazo de luz

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras!